Comentarios

15 comentarios:

Mª Luisa dijo...

Yo llevo tiempo usando este mundo, en él conocí al que hoy en dia es mi marido, nos conocimos una tarde en un chat, estaba tonteando y apareció él, empezamos a chatear, un dia y otro, a los 6 meses nos vimos por primera vez(nos separaban 800km), fue muy valiente en ir a mi tierra a conocerme, la primera impresión dicen que es la que cuenta y la verdad fue muy buena, empezamos como amigos y al final fuimos a más, nadie apostaba por lo nuestro y ya hace 12 años que nos conocemos, llevamos 8 años juntos y de esos 4 casados, tenemos una hija en común. Al principio fue muy duro dejarlo todo, pero con el tiempo se va superando. Sigo utilizando mucho internet, para ver cosas, comprar, etc, el facebook lo uso bastante, en el he conocido a gente maravillosa. Es un mundo para muchos desconocido.

naiara serrano dijo...

Hola Merche soy fan de la pagina de facebook y he visto a traves de easypromos el concurso para conseguir el libro yo esoty muy interesada en conseguir un ejemplar,por lo que veo soy la primera,y lo ganan los 3 primeros estoy cntenta pues me encanta leer y los libros interesantes.Facebook lo uso para hablar con famili,amigos,compañeras,etc.Utilizo lo que mas el email y facebook me gustaria estar en contacto contigo si tienes pagina personal puedes agregarme a NAIARA SERRANO RODRIGUEZ .muchas gracias espero que te pongas en contacto conmigo omediante email : naiara-21@hotmail.com muchas gracias!

Anónimo dijo...

hola

COLGADOS ;-) dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
COLGADOS ;-) dijo...

Hola María Luisa, en el libro hay una entrevista a un hombre que conocí a través de la Red, Víctor. Él y su pareja se encontraron en Internet y su relación va camino de dos años. Obviamente, Internet es una de las mejores herramientas de comunicación que ha inventado el ser humano, por ese motivo me preguntaba una y otra vez por qué no usarla al cien por cien y descubrí que había mucha gente que prefería seguir en el anonimato, algo absolutamente respetable, pero a mí fue lo que me empujó a investigar ese fenómeno. Me alegro mucho de que un medio como éste, por el que ahora nos podemos comunicar, le haya servido para tener una vida feliz. Usted y yo no nos conocemos de nada y sin embargo, nos hemos puesto en contacto aunque sea por un mail ¡fantástico! Entre otras, es una de las conclusiones a las que llego en Colgados ;-) Emociones en la Red. ¡Gracias por su comentario, María Luisa!

COLGADOS ;-) dijo...

Hola Naiara, trabajando en este libro me he encontrado con mucha gente a la que le preguntaba qué uso le daban a la Red, pero principalmente me interesaba conocer el motivo por el que se "refugiaban" en el anonimato. Tal vez el hecho de que me encante hablar con la gente, cara a cara, fuera lo que me hacía sentir una tremenda curiosidad ante el hecho de encontrar usuarios que querían "hablar" pero realmente solo querían escribir, poniendo siempre mil barreras para no darse a conocer. Una opción personal, por supuesto, pero a mí me parecía que entraba en contradicción cuando querían seguir "conociéndome". Mi página de FB está en abierto, te agrego y te animo a que me cuentes cómo ha sido tu experiencia en la Red. Un saludo y ¡gracias por tu comentario! Te llegará el libro, pero déjanos tus datos por mail ¿te parece?

COLGADOS ;-) dijo...

Hola Anónimo, respetando su anonimato no puedo, por menos, que contestar con otro saludo ;-) ¡Hola!

Anónimo dijo...

Hola soy loren cano en facebook he visto mediante la aplicacion de easyplomos de facebook estaría interesado en uno de sus fantasticos libros que regala...si tengo suerte claro uso internet dia a dia para comunicarme con mis amigos, compañeros, familia mediante redes sociales, email, uso mucho tuenti mas que facebook, y las nuevas tecnologias me encantan, un saludo Merche.

COLGADOS ;-) dijo...

Hola Loren, hace un tiempo me contaban que Facebook había sido una ventana para una señora mayor, gracias a ella podía estar mucho más en contacto con su familia, hablar con ellos y ver sus fotos e, incluso, bromear, ¿por qué no?. Es la parte amable de la Red.

Anónimo dijo...

Es un libro muy interesante.

COLGADOS ;-) dijo...

¡Gracias! ¿Se anima a contar qué uso le da a la Red?

Anónimo dijo...

Yo utilizo Internet, principalmente para buscar empleo. En mi profesión, sólo salen ofertas en páginas web especializadas, como Tecnoempleo.com. También utilizo correo electrónico, desde mucho antes. Lo de entrar en una red social, fue porque me invitó un conocido, de un trabajo en el que estuve durante el año 2001. La primera vez que supe de la existencia de Internet, fue en Inglaterra, cuando estuve residiendo, por una beca denominada Petra, que ahora se llama Leonardo. Entonces no existían los navegadores, como Internet Explorer, Mozilla Firefox o Google Crome, había que utilizar ftp y era más complicado. Conocí su uso, en la Universidad City de Londres, y cuando se empezó a utilizar aquí, me dí de alta una cuenta, de correo electrónico. Ahora, no se puede concebir la vida, sin estas herramientas. Yo pienso en el pasado, y me parece vida en otro planeta. A través de Internet, y las redes sociales, he encontrado a gente, con la que perdí el contacto hace años, aunque también me he llevado sorpresas desagradables. Pero es más lo bueno, que lo malo, utilizando estos medios, de una forma responsable.

COLGADOS ;-) dijo...

No se puede concebir ya sin ellas y la situación ha cambiado muchísimo y en muy poco tiempo. Elaborando este libro, en ocasiones, sentía que corría detrás de todo lo que me encontraba como si la propia herramienta en sí misma fuera mucho más rápida que ninguno de nosotros. Una de las personas que entrevisté para Colgados, Natalia, (moderadora de un chat) me indicaba que tenía la sensación de que habíamos descubierto Internet pero casi ninguno sabíamos cómo usarlo, que nos lanzábamos a la Red sin instrucciones. Supongo que en esa falta de datos se dan los casos desagradables de los que habla, cuando nos encontramos con sorpresas desagradables. Me alegro de que prevalezca más lo bueno y le agradezco su participación (también se lo agradecerá tecnoempleo, discúlpeme la broma ;-) y le emplazo a que nos indique sus datos para poderle mandar un ejemplar del libro. Puede escribirnos a la fanpage de Facebook.

Anónimo dijo...

tan solo viendo el preview del libro se da uno cuenta de que hay un análisis sobre un problema social grave, que es la "desconexión" humana actual, reemplazada por intermediarios. El tema es lógicamente importante en muchos ámbitos.

Hace una década el chat era algo más inocente. No habían muchos servicios 1-1. Hoy en dia eso ha cambiado tremendamente. Las redes como facebook han convertido totalmente las conversaciones de 1-1, lo cual nos aisla más de toda realidad.

Tengo meses que conozco algunas personas en el chat de fb que tengo añadidos como "amigos", nunca les he visto su cara, pero uno se da cuenta que las redes sociales son el blindaje perfecto a la realidad. Tan solo proponer un encuentro "real" huyen despavoridos... Es lamentable que nuestro mundo actual dependa de intermediarios para decir lo que no somos. Hay una addición grave a estos intermediarios. No mucha gente puede percibirlo, pero hagan la prueba de estar 1 mes sin FB....

COLGADOS ;-) dijo...

En respuesta a Anónimo (5 de mayo de 2012) el anonimato es una opción personal, en mi caso no es la que prefiero, pero es respetable aunque no siempre congruente. Es uno de los hilos conductores del libro que no entro a juzgar, simplemente fue uno de los aspectos que me hizo pensar que la navegación anónima estaba poniendo de manifiesto algo y la Red era el altavoz que se usaba.
Las redes sociales, en concreto, y la Red, en general, son herramientas fantásticas para la comunicación. En todo caso, los problemas que se pueden derivar están marcados por el comportamiento del usuario. En qué influyan y qué consecuencias tengan en un futuro (personalmente, creo que cercano) es algo que será interesante de analizar: aislamiento, falta de interés real por los que nos rodean, superficialidad... pero todo eso es algo que podemos atajar en cualquier momento, porque solo depende de nosotros y de cómo queramos relacionarnos con los demás. Muchas gracias por su comentario.